Publicado el Deja un comentario

Dos maneras de reciclar residuos órganicos.

Hoy os presentamos dos formas diferentes de reciclar nuestros propios residuos órganicos. Una buena manera de no producir tanta basura y aprovechar esos residuos es transformarlos en abono, para utilizarlo en un huerto urbano.

-El fantástico mundo de la vermicultura.

Una de las posibilidades para  reciclar esos residuos órganicos y aprovecharlos sería la vermicultura. Consiste en la utilización de lombrices, normalmente se utiliza la lombriz roja de california para reciclar esos residuos orgánicos en vermicompost y una vez que este transformado utilizarlo en la tierra de nuestro huerto urbano. Debido a la gran cantidad de microorganismos que contiene, hace de este un sustrato de calidad. El hummus de lombriz no es un producto novedoso sino todo lo contrario, ha existido siempre de forma natural. En el suelo se encuentran lombrices que descomponen la materia órganica.

Podemos conseguir hummus siguiendo unos pocos consejos. Tenemos que tenerlas en una caja opaca, con agujeros a modo de respiradero, podemos reutilizar alguna caja de poliespan, la típica de pescadería. Tendremos que proporcionar una temperatura adecuada, nunca superior a 35º y una humedad constante, en torno al 90% sería lo adecuado. También deberemos proporcionar alimento constante que ellas lo trasnformarán en hummus. Siguiendo estos mínimos consejos podremos disfrutar de este hummus para nuestro huerto urbano, y así poder disfrutar de unos estupendos tomates en verano cultivados con nuestras propias manos. Pero para eso deberemos conocer las épocas de siembra,y demás tareas del huerto. Si teneís más inquietudes sobre este tema, la huertina de toni es vuestro lugar para aprender.

-El compost y sus secretos.

La otra opción de reciclar nuestros residuos orgánicos sería el compost. Es otra solucion estupenda para poder sacarle partido a esos residuos y reducir la cantidad de kilos de basura que se llevan a los vertederos a diario. Podemos decir que de cada 100kg de residuos orgánicos obtendríamos 30kg de compost, ahora os vamos a dar unos cosejos para hacer un buen compost.

Lo primero que necesitamos es un compostador pero en vez de comprarlo podemos reutilizar algunos objetos que ya no te sirvan como algunos palets o cajas de madera. Después en el compostador que hemos creado iremos añadiendo todo tipo de residuos orgánicos vegetales de la cocina. Podemos añadir también las cáscaras de huevo y los posos del café, que son muy beneficiosos. Por último no nos olvidemos de la humedad que necesita, asi que iremos regando de vez en cuando para que no se seque. Ya lo tenemos en marcha para conseguir un buen compost.

Desde pisadas verdes os queremos animar a realizar alguna de estas técnicas y crear un huerto urbano con un suelo de calidad, contarnos vuestras experiencias.

Dejar vuestras pisadas verdes en este mundo.

pisadas verdes logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *