Publicado el

¿Es sostenible el algodón? ¿Cuáles son las alternativas?

Te has preguntado, ¿Es sostenible el algodón? ¿Cuáles son las diferencias entre el algodón y el algodón orgánico? ¿Cuáles son las alternativas naturales al algodón?

Si alguna vez en tu vida te has planteado alguna de estas preguntas, en este artículo te las vamos a responder y vamos a ver alternativas naturales sostenibles para el planeta.

– El algodón y sus características.

El algodón se ha utilizado durante toda nuestra historia para crear tejidos textiles y elaborar ropa. Ha sido desde siempre uno de los materiales más utilizados, puedes encontrar prendas 100% algodón, incluso prendas que en su composición tienen un porcentaje de materiales plásticos, que provienen del petróleo.

En la antigüedad el algodón se le conocía como oro blanco, a consecuencia de su alto valor lucrativo que era la industria alrededor de su producción. Tenemos claro que es mejor utilizar algodón que es un producto natural antes que utilizar materiales plásticos que terminarán contaminando el planeta.

Lamentablemente en la producción del algodón se utilizan pesticidas e insecticidas que contaminan la tierra y empobrece el suelo, llegando a contaminar ríos y mares. Esto repercute directamente en la salud de los trabajadores que cuidan los cultivos de algodón. Otro de los problemas que existe, es la gran cantidad de agua que necesitan para la producción, llegando a necesitar 2.700 litros de agua para producir una sola camiseta.

En la industria del algodón existen numerosos problemas con los derechos de los trabajadores. Su cosecha se realiza a mano, en muchas zonas de producción. Existen situaciones de trabajo infantil, con malas condiciones e incluso esclavitud. Sin ninguna duda una alternativa más sostenible seria el algodón orgánico. De este material sacamos el algodón orgánico hidrófugo antibacteriano, para la creación de mascarillas de tela hidrófugas y antibacterianas. Sin ninguna duda es una alternativa mucho más sostenible y respetuoso con el planeta.

– Diferencias entre el algodón y el algodón orgánico.

La primera diferencia que existe entre el algodón y el algodón orgánico, seria la diferencia en el consumo de agua. La realidad es que al no utilizar ni pesticidas ni insecticidas en su producción, la salud del suelo es mucho mayor, por lo tanto retiene más agua.

Al no utilizar productos químicos en su producción, no se contaminan ni suelo, ni ríos, ni mares, por lo tanto el agua potable se mantiene limpia. La mayoría de producciones de algodón orgánico se cultiva en zonas de secano. Por lo tanto el agricultor depende de la naturaleza para la obtención del agua y no necesita extraerla del suelo.

Los métodos de cultivos orgánicos favorecen la biodiversidad que los productos químicos destruyen.

– Certificaciones del algodón orgánico.

La certificación GOTS, junto con Fair Trade Internacional constituyen una ayuda para diferenciar los productos elaborados con algodón orgánico.

La certificación GOTS es el estándar de calidad a nivel mundial que incluyen los criterios ecológicos y sociales. Primero los productores tienen que demostrar que la producción de algodón se ha creado sin la necesidad de pesticidas ni insecticidas. El suelo donde se cultiva debe estar libre de productos químicos durante al menos 3 años para poder conseguir la certificación.

Fair Trade Internacional es la mayor certificadora de comercio justo. Como podemos ver si tenemos que elegir entre algodón o algodón orgánico, claramente nos tenemos que decantar por algodón orgánico. Con esta simple acción estaremos fomentando la producción de algodón orgánico y la reducción del algodón normal.

Un detalle a tener muy en cuenta es que nuestro consumo de prendas es desorbitado, con lo cual lo primero que nos tenemos que plantear es reducir nuestro consumo. Hacernos una pregunta antes de realizar una compra, ¿Realmente lo necesitamos?

– Alternativas naturales al algodón orgánico.

Como siempre existen alternativas naturales mucho más respetuosas con el planeta, vamos a ver cuales son. Vamos a ver cuales son las alternativas sostenibles según nuestro prisma que existen en el mercado.

  • Cáñamo,  es una fibra muy resistente, que en su producción no se utilizan ni pesticidas, ni insecticidas, ya que esta planta no se ve atacada por plagas ni enfermedades. Se cultiva en zonas de secano, por lo tanto no necesita la extracción de agua y por otro lado absorbe grandes cantidades de co2.
  • Yute, se utilizan las fibras del tallo, es muy fácil de cultivar y cosechar. Se cultiva en zonas de secano y tampoco se utilizan químicos para su producción. Lo único que para el cultivo del yute se tienen que dar unas condiciones idóneas. Necesita un clima cálido y húmedo, a su vez necesita grandes precipitaciones en su fase de crecimiento.

Después de leer toda esta información hazte esta pregunta ¿Es sostenible el algodón? ¿Puedo elegir alguna alternativa natural sostenible?

Si quieres saber algunos tips para empezar a llevar un estilo de vida más sostenible te recomendamos que te leas este artículo.

Deja tus pisadas verdes en este mundo.

pisadas verdes logo

Biografia: tierramadre.org eticamarket.com

Publicado el

Poner fin al plástico en el baño.

Vamos a tratar el terrible problema del plástico en el planeta y te daremos varios consejos para que le puedas poner fin al plástico en el baño.

El plástico es un problema ambiental de escala planetaria, y en concreto los microplásticos, muy perjudiciales para nuestra salud. Por este motivo debemos reducir los plásticos en nuestro baño, incluso eliminarlos completamente de nuestras rutinas diarias.

Queda patente que en nuestras rutinas diarias de ducha y aseo utilizamos multitud de cosméticos, champús, exfoliantes, pasta de dientes… Pues la mayoría de estos productos, contienen microesferas de plástico que se van por el desagüe. Estas aguas terminan en ríos y a su vez en el mar, estos microplásticos son ingeridos por la fauna marina. Mucha de esta fauna marina forma parte de nuestra dieta, con lo cual podemos decir que los microplásticos han entrado en la cadena alimentaria.

A día de hoy existen estudios que nos desvelan que consumimos alrededor de cinco gramos de plástico a la semana, lo que equivale a una tarjeta de crédito.

– El plástico y la salud.

El plástico es una crisis mundial de salud que pasa desapercibida a la vista del todo el mundo, algo que nos debería preocupar, y mucho. El plástico es una amenaza mundial para el ser humano, para reducir esta amenaza debemos revertir la tendencia en aumento de fabricar, utilizar y desechar este material en todo el mundo.

Existen tres tipos de contacto con el plástico, ya sea por inhalación, contacto o ingestión, esto origina múltiples consecuencias. Una de las enfermedades más relacionadas con el contacto, ingestión o inhalación es el cáncer. Esta información la puedes ampliar leyendo el artículo completo de  el plástico y la salud.

– Cómo se fabrica el plástico y como se gestiona sus residuos.

El 99% del plástico proviene de combustibles fósiles, para extraer estos combustibles, petróleo y gas, se emiten sustancias tóxicas al aire y al mar. 

En la transformación de estos combustibles fósiles en resinas plásticas, se emiten al aire agentes cancerígenos. Los efectos de la exposición a estas sustancias provocan deterioro en el sistema nervioso, problemas reproductivos, cáncer, y leucemia entre otros. El personal dedicado a esta industria y los pueblos de alrededor corren el mayor riesgo para contraer estas enfermedades.

El uso de productos plásticos para el empaquetado o la creación de artículos conlleva la inhalación y/o ingesta de gran cantidad de micropartículas plásticas.

  

En todas las tecnologías que utilizan para la gestión de residuos, se emiten metales tóxicos como plomo y mercurio, gases ácidos y demás sustancias tóxicas. Las toxinas y cenizas volantes se desplazan grandes distancias y se asientan en suelos y aguas.

Estas actitudes se traducen en enfermedades para la población tales como cáncer, enfermedad inflamatoria intestinal, diabetes, artritis reumatoide, inflamación crónica, accidentes cerebrovasculares, trastornos del sistema autoinmune, y enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas. 

Es un problema que se encuentra patente y va en aumento, dado que cada año se incrementa la creación de plásticos. Tu puedes ponerle freno a todo esto reduciendo los envases plásticos y envoltorios plásticos, existen alternativas al plástico como el vidrio que puedes encontrar en el mercado.

– Alternativas al plástico en el baño.

Vamos a ver como podemos aportar nuestro granito de arena para poner fin al plástico en el baño, frenar este consumo de plásticos no necesarios perjudiciales para nuestra salud y la biodiversidad del planeta.

La pasta de dientes es algo que utilizas a diario en tu baño y algo con lo que puedes empezar a dar pequeños pasos hacia el cambio. Habitualmente viene en un recipiente plástico, que no podrás reutilizar y además la mayoría de pastas del mercado contienen microplásticos que se van por el desagüe. Por no mencionar los ingredientes químicos que contienen muy perjudiciales para tu salud. Existen multitud de alternativas respetuosas contigo y con el planeta.

Podemos seguir dando cambios con el cepillo de dientes que normalmente utilizas, en el mercado existen alternativas de bambú que son biodegradables.

Los desodorantes es otra cosa que utilizas a diario, que puedes mejorar cambiando por desodorantes con packaging en cartón biodegradable, sin mencionar que estos productos son naturales y no contienen disruptores endocrinos como los que vienen en envases plásticos de grandes marcas reconocidas.

Siguiendo con el tema de la higiene bucodental tenemos que acordarnos de la seda dental. Existen alternativas al recipiente de plástico que encontramos habitualmente. Sería un envase de acero inoxidable que en su interior encontramos la seda dental, por supuesto también es biodegradable, en nuestro caso elegimos el de maíz. Lo mejor de esto es que la próxima vez que compres solo deberás coger la seda dental, puesto que el recipiente ya lo tienes.

Un artículo a cambiar, serían los jabones de mano, de baño y champús. La mayoría de personas están acostumbrados a comprarlo en formato líquido con su envase de plástico. Existe la alternativa sostenible, los jabones y champús en formato sólido. No solo son respetuoso con el planeta, si no que al ser elaborados con productos naturales son beneficiosos para nuestra salud.

Otro punto a tener en cuenta serían las toallitas desmaquillantes que podemos sustituir por discos desmaquillantes de algodón orgánico que podemos reutilizar multitud de veces, ya que los podemos lavar. Con ello no generaríamos residuos y conseguiríamos ser mucho más sostenibles.

El afeitado es algo que genera muchos residuos plásticos, ya que las cuchillas se cambian cada poco tiempo, desechando estas a la basura y generando residuos plásticos. La alternativa, maquinilla de afeitar de acero inoxidable, con esta propuesta no generarás residuos plásticos.

La menstruación, otro gesto a tener en cuenta ya que se generan muchos residuos. La alternativa es utilizar una copa menstrual, puedes añadir incluso compresas de tela. Hay que tener en cuenta que no solo reduces los residuos que generabas, si no que tu economía te lo agradecerá ya que una copa menstrual puede durar hasta diez años.

En el baño pasamos mucho tiempo, unos más que otros, pero seguro que el peinado es algo importante para tu día a día. Pues bien, el peine es otro elemento que podemos sustituir por un material noble y biodegradable en la naturaleza. Podemos encontrar en el mercado alternativas de diferentes tipos de madera según nuestros gustos.

El bambú esa madera que con ella incluso fabrican estructuras de casa. Podemos encontrar jaboneras de bambú que no tienen nada que envidiar a las de plástico. Seguro que una vez que tengas una en tu poder verás las grandes diferencias entre el plástico y el bambú en este caso.

Es muy fácil poner fin al plástico en el baño con unos simples gestos que se convertirán en grandes pasos hacia una vida sostenible.

– Sacando conclusiones.

Como puedes ver hemos dado multitud de alternativas para poner fin al plástico en el baño. Todo esto lo podemos extrapolar a cualquier estancia de tu casa, cambiando elementos plásticos que en algún momento se convertirán en residuos plásticos. Cambiando estos elementos por materiales nobles que en el caso que dejen de cumplir su función pasarán a descomponerse en la naturaleza sin generar más contaminación. Os dejamos otro artículo de como hacer compost casero en tu propia casa con tus propios desechos orgánicos de la cocina.

Si has llegado hasta este punto, lo primero es felicitarte y lo segundo darte un regalo. Un fantástico descuento de un 5% en la tienda cero residuo. En esta tienda podrás encontrar multitud de artículos para llevar un estilo de vida más sostenible.

CODIGO DESCUENTO: pisadasceroresiduo

Como decimos siempre no es necesario que cambies todo lo que hay a tu alrededor. Pero si tienes que comprar algo porque lo necesitas, ten en cuenta el material del que se compone. 

Tus pequeños actos cuentan mucho para cuidar el planeta en el que vivimos!

Deja tus Pisadas Verdes en este mundo!

pisadas verdes logo

 

Publicado el

Utilizar una bolsa de tela ecológica en tu vida.

Vamos a contaros cuales son los principales motivos para utilizar una bolsa de tela ecológica en tu vida en lugar de las odiosas bolsas de plástico. Seguimos sin entender cual es el motivo de utilizar bolsas de plástico que las usas durante unos pocos minutos y tardan en descomponerse 150 años. Nos referimos a descomponerse, a ir degradándose en microplásticos que nunca desaparecerán. Con nuestros actos somos cómplices de la delicada situación que estamos viviendo con la contaminación mundial.

– ¿Por qué utilizar bolsas de tela en tus compras?

Nuestros modelos de consumo se han vuelto contra nosotros, y somos nosotros los que debemos cambiar nuestros hábitos. Podemos acudir a la compra con nuestras propias bolsas de tela para comprar  alimentos. No hay excusas para utilizar este tipo de bolsas ya que las puedes reutilizar una y otra vez, sin generar residuos plásticos constantemente.

Las grandes superficies se empeñan en envolver los alimentos en plástico sin ninguna necesidad. Pongamos algunos ejemplos, envolver unos plátanos cuando estos ya tienen su propio envoltorio, es algo que no es entendible. También encontramos gajos de mandarina envasado en plástico, sinceramente es una locura este tipo de cosas. Esto no lo podemos permitir, la única opción que tenemos los consumidores, es no comprar estos productos, ya que comprando este tipo de alimentos envasados, estamos apoyando esos actos.

– La importancia de elegir telas ecológicas.

Para fomentar la producción de telas ecológicas, es necesario que consumamos este tipo de telas. Y cuales son las diferencias entre telas ecológicas y las que nos venden habitualmente. Pues bien, las telas ecológicas están fabricadas con materiales 100% orgánicos y los procesos de producción son sostenibles. Nos referimos a que los procesos están libres de químicos y de componentes nocivos para el medio ambiente.

Para arrojar un poco más de luz sobre el problema de las telas que no son ecológicas. El 20% de la contaminación del agua está causado por los procesos textiles que se llevan a cabo.

– Tus pequeños gestos significan mucho.

Como podemos ver nuestros pequeños gestos significan mucho y son consecuencia de lo que tenemos a día de hoy. Con nuestros actos aunque no lo creamos contribuimos a que se establezcan los pilares del futuro. Piensa que el plástico es un gran problema desde hace años al que a día de hoy no se le a puesto la cura. Sin ninguna duda va a traer nefastas consecuencias para el planeta en el futuro. Cuanto antes cambiemos nuestros malos hábitos y pensemos en cuidar al planeta en todos nuestros actos, antes podremos ponerle la cura al problema.

Desde Pisadas Verdes te recomendamos utilizar una bolsa de tela ecológica en tu vida para todas tus compras. Un pequeño gesto que contribuye mucho aunque no lo creas en el cuidado del planeta.

Deja tus Pisadas Verdes en este mundo.

pisadas verdes logo